Después de la electricidad, también se vienen aumentos en las tarifas de gas

El Gobierno autorizaría un aumento para las tarifas de gas residenciales de entre el 6 y 7% desde mediados de este mes, mientras que el incremento para Pymes sería de 4%. Se trata del primer aumento para las tarifas del sector, después de dos años de congelamiento, pero se anuncia en un contexto político caldeado por la disputa entre el ministro de Economía Martín Guzmán y el subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo por el descongelamiento de las tarifas de electricidad.

Según confirmó el interventor del Enargas Federico Bernal, el aumento en las tarifas de gas, que se aplicará a nivel nacional (a diferencia del eléctrico que regirá sólo para Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano), implicará una mejora en los ingresos brutos de las distribuidoras (Metrogas, Naturgy, Camuzzi, EcoGas, Litoral Gas, Gasnor y Gas Nea) que sería de entre 20% y 25%, mientras que se mantendría sin cambios el margen bruto de las transportistas (TGN y TGS).

“Ya está el OK de las distribuidoras, ahora falta el proceso de trámites internos dentro del Poder Ejecutivo nacional”, detalló el funcionario. Y agregó: “En las tarifas de gas, estoy cumpliendo a rajatabla el decreto de necesidad y urgencia 1020 (inicio de la renegociación de las revisión tarifaria integral para prestadores de servicios públicos) y el marco regulatorio”.

En audiencia pública ya se discute el nuevo cuadro tarifario del gas

El precio del gas mayorista “en boca de pozo”, o en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), no se modificará. Esta es la tarifa a la que adquieren el fluido las distribuidoras a las productoras como YPF, Total Austral, Tecpetrol, Pampa Energía, Pan American Energy (PAE), Pluspetrol, Compañía General de Combustibles (CGC) o Wintershall Dea y Pluspetrol, entre otras, pero también el que le pagan a la estatal Integración Energética Argentina (IEASA), que se encarga de importar.

Este congelamiento implicará que el Tesoro Nacional deba destinar más dinero a subsidios (se estima que unos 35 mil millones de pesos extra, respecto de lo previsto en el Presupuesto 2021) para evitar la ruptura de la cadena de pagos del sector.

Si bien en el marco de la disputa de Guzmán con Basualdo finalmente quedó claro que el incremento promedio del 9% para la electricidad sería el único del año, en el caso del gas queda abierta la posibilidad de un nuevo ajuste para después de las elecciones (pero el Enargas debería convocar a una nueva audiencia pública para efectivizarla).

Comentarios